En la naturaleza, cada textura y cada pequeño detalle constituyen una oportunidad para crear diseños por su mero proceso orgánico.

Las gorgonias, son animales de los fondos marinos, que viven en forma de pólipos coloniales organizados en una estructura de árbol. La estructura general, un esqueleto flexible y duro, crece perpendicular a la corriente, para filtrar el máximo de flujo de agua.

El resultado es una recreación de la naturaleza donde todos los detalles se aúnan creando miniuniversos que adquieren vida.

Related Posts